LLEGA EL VERANO 10% DTO.

Jet Lag

Tabla de contenidos

¿No te pasa que siempre que regresas o inicias un viaje largo en el que se produzca un cambio de huso horario, no consigues conciliar el sueño? A esta alteración del sueño se le llama jet lag, o trastorno de desfase horario, y sucede porque tenemos nuestro propio reloj interno (ciclo circadiano) que indica a nuestro cuerpo cuándo permanecer despierto y cuándo debe dormir. Al viajar a sitios con diferente huso horario, este reloj interno no se adapta a la nueva hora local del destino y, como consecuencia, requiere cierto tiempo para recuperar su sincronización horaria.

Durante esta desincronización puede aparecer el insomnio, que puede afectar significativamente al desempeño de nuestras actividades cotidianas y a nuestro bienestar.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de jet lag tienden a empeorar cuanto más lejos se viaja y cuando se vuela hacia al este. También suele afectar más a las personas mayores.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Malestar
  • Insomnio
  • Fatiga durante el día
  • Somnolencia excesiva
  • Despertares tempranos
  • Problemas estomacales como estreñimiento y diarrea
  • Dificultad para concentrase o desenvolverse de la forma habitual
  • Cambios de humor

Estos síntomas suelen durar entre uno o dos días. Si el destino es muy lejano, la duración se puede alargar varios días, normalmente un día por cada huso horario cruzado.

¿Cómo evitar que te afecte el Jet Lag?

  • Entrena a tu reloj interno. Adapta a tu organismo, progresivamente, al nuevo horario. Si vuelas hacia el oeste, ve acostándote más tarde los días previos a viajar. Si el viaje es en dirección este, vete a dormir una hora antes cada noche los días antes del viaje.
  • Descansa antes de viajar. El desajuste horario te afectará más en caso de falta de sueño.
  • Adapta tus comidas. Ve adoptando el horario de tus comidas al habitual en el del destino.
  • Adapta tus rutinas al horario del destino. Evita dormir en el avión, si en tu destino es de día, o descansa en él, cuando sea nocturna la hora a la que llegues. Una buena almohada de viaje puede ayudar a tener un sueño de calidad durante el viaje.
  • Bebe agua. La deshidratación afecta a los síntomas de jet lag. Además, en la cabina de un avión hay falta de humedad, por lo que se aconseja mantenerse hidratado.
  • Pasa tiempo al sol. Nuestro reloj interno se configura en parte gracias a la luz solar. Si te expones al sol le ayudarás a reajustarse.

 

    MI CARRITO
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda