LLEGA EL VERANO 10% DTO.

Cómo limpiar el colchón

Limpiar el colchón con aspiradora

Tabla de contenidos

Pasamos una media de 7 horas diarias sobre nuestro colchón. Es importante una buena higiene del mismo para evitar la acumulación de polvo y suciedad, así como la proliferación de ácaros, tan perjudiciales para alérgicos y asmáticos. Pero ¿sabes cómo limpiar el colchón?

Sé previsor

Como es mejor prevenir que curar, te recomendamos proteger el colchón con un buen cubrecolchón. De este modo prolongarás la vida de tu colchón y permanecerá en excelentes condiciones.

Procura del mismo modo mantener el suelo bajo la cama limpio, para que el polvo no se adhiera a la cara inferior del colchón.

Limpieza e higiene del colchón

Aprovecha los cambios de estación para dar la vuelta al colchón y limpiarlo a conciencia. Puedes hacerlo colocándolo de canto para que el polvo que se levante al cepillar o aspirar caiga en el suelo.

Si optas por usar un cepillo, úsalo de cerdas suaves. Si decides aspirar, usa un cabezal de cepillo suave o de tapicería, y emplea una potencia media baja. Con ello conseguirás eliminar los ácaros del polvo, disminuyendo el riesgo de alergias.

Para una mayor higiene, prueba a espolvorear bicarbonato sódico sobre el colchón y deja que pasen unas horas. El bicarbonato actúa como desodorante y desinfectante. Al cabo de unas horas, aspíralo o cepilla la superficie del colchón para retirar los restos de bicarbonato

Las manchas en el colchón

Las manchas más habituales en un colchón son las de sudor, vómito, sangre y orina. Es importante mantener una correcta higiene para evitar la proliferación de bacterias y malos olores. Por ello es fundamental actuar rápidamente contra esas manchas.

Lo más importante es mantener el colchón lo más seco posible. Ponlo de lado para evitar que el líquido se filtre demasiado y retira lo máximo que puedas con un paño o una toalla, para que la mancha se disperse lo menos posible. Ten esta precaución sobre todo si tu colchón es viscoelástico o de espumación.

Un error muy habitual es frotar las manchas, lo que hace que éstas se espandan. Es preferible aplicar el producto quitamanchas y repetir esa acción tanto como sea posible hasta que la mancha desaparezca.

Es mejor aplicar el tratamiento para quitar la mancha y repetirlo tantas veces como sea necesario. Retira el producto con papel absorbente o con un paño seco.

Posteriormente, humedece levemente la zona con un paño y agua y añade bicarbonato, actuando como explicamos anteriormente.

Cuando hayas terminado humedece un paño limpio con agua para enjuagar suavemente la zona, luego aplica bicarbonato de sodio, déjalo reposar y elimínalo después con un cepillo suave o aspirando suavemente.

Cuando el colchón esté seco, puedes colocarlo correctamente y hacer la cama.

Eliminar manchas de sangre

  • Bicarbonato y algo de agua. Aplicar la pasta sobre la mancha y dejar actuar unos 30 min.
  • Cepillar para retirar el producto
  • Frotar con una esponja húmeda de agua con sal.
  • Aplica agua oxigenada y retírala con una gasa o algodón.

Quitar manchas de vómito y orina

  • Actúa rápidamente porque los componentes de estos fluidos se comen el color del tapizado.
  • Pon el colchón en vertical y seca la mancha con una toalla.
  • Mezcla agua templada con unas gotas de amoniaco, un poco de lavavajillas y espuma para tapicería y aplica la mezcla sobre la mancha.
  • Pasa sobre la zona un paño humedecido en agua oxigenada o alcohol y sécalo a continuación.
  • Cuando se seque bien el colchón, vuelve a colocarlo correctamente.

Acabar con las manchas de saliva o sudor

  • Quitamanchas para tapicería.
  • Unas gotas de vinagre blanco con lavavajillas y agua templada.
  • Si la zona era blanca y ha amarilleado, aplicar un poco de detergente con lejía.
  • Todo esto funciona también para las manchas de saliva y sudor en las almohadas.

Eliminar malos olores

  • Espolvorea bicarbonato de sodio sobre el colchón y luego eliminarlo con un cepillo o aspirando a la velocidad más suave con una boquilla tipo cepillo de mano.

Cuida tu colchón

Si cuidas bien tu colchón, éste te puede durar hasta 10 años en muy buenas condiciones.

  • Es fundamental despejar de sábanas el colchón y ventilar la estancia al menos 10 minutos cada día. Deja pasar un tiempo antes de hacer la cama de nuevo para que se evapore toda la humedad que ha ido absorbiendo durante la noche.
  • Evita las humedades que favorecen el desarrollo de hongos.
  • Realiza el cambio de sábanas cada semana.
  • Usa una base adecuada para cada tipo de colchón.
  • Protege el colchón con un cubrecolchón transpirable y lavable.
  • Si el colchón tiene dos caras útiles, dale la vuelta al menos dos veces al año, colocando la cara que estaba abajo, arriba y girándolo de los pies a la cabeza. Si tiene sólo una cara útil, tan sólo gíralo cada cambio de estación.

Fuente: OCU

Esperamos haberte ayudado con estos consejos sobre cómo limpiar tu colchón. Si aun así no has solucionado tu problema y necesitas un colchón nuevo en MundoColchón tienes mucho donde elegir.

 

 

    MI CARRITO
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda